El Más Reciente Plebiscito de Puerto Rico: Otra Pérdida de Tiempo

El Más Reciente Plebiscito de Puerto RicoEl pasado domingo 11 de junio, se celebró el más reciente plebiscito de Puerto Rico que, en teoría, decidiría el destino de la colonia más antigua de los Estados Unidos. Es el sexto plebiscito celebrado en la isla desde 1967. El gobernador de la isla ha cantado victoria, ya que se informa que el 97.1% de los votos emitidos fueron a favor de la estadidad.

El gobernador Ricardo Rosselló, cuya plataforma política durante las pasadas elecciones generales fue pro-estatidad, está bajo la impresión equivocada de que sus deseos y los de la gente que vive en Puerto Rico les importan un comino al gobierno de los Estados Unidos. Como con todos los plebiscitos anteriores, no importaría si toda la isla votara a favor de la estadidad, a los Estados Unidos simplemente le interesa poco lo que pase en sus colonias.

El Más Reciente Plebiscito de Puerto Rico

Si no puedes leer ni entender el idioma español, te aseguro que como quiera comprenderás el siguiente meme:

  • Hay 2.27 millones de votantes registrados en Puerto Rico
  • 500,000 personas votaron por la estadidad
  • Esto significa que 78% / 1.77 millones se oponen a la estadidad, son completamente apáticos políticamente hablando, o ambos

Este es el segundo plebiscito celebrado en la Isla desde que mi esposo y yo nos mudamos aquí en 2008, y sabíamos que definitivamente nuestras voces no iban a ser escuchadas por el gobierno estadounidense.

El Más Reciente Plebiscito de Puerto Rico: Arrojando Luz Sobre la Apatía Generalizada, las Malas Habilidades Matemáticas y los Pensamientos Delirantes del Liderazgo Penepeísta

Dejando a un lado las equivocadas impresiones del gobernador Ricardo Rosselló, él parece enfrentar problemas con las matemáticas básicas. No quiere admitir que este plebiscito ha sido el de menor participación desde el año 1967. Según el periódico británico, The Guardian, “Los resultados oficiales registraron que sólo el 23% de los 2.3 millones de votantes registrados en la isla participaron en el proceso, en comparación con los 55% que votaron en las elecciones generales del pasado noviembre, ganada por el candidato PNP, Ricardo Rosselló. Funcionarios del partido en cuestión enfatizaron que la participación de los votantes es siempre menor en un año electoral no general, pero es probable que la cifra como quiera tenga el poder de menoscabar el impacto del referéndum.”

(*PNP es el acrónimo con el que se identifica al Partido Nuevo Progresista. También, hay dos otros partidos políticos principales en Puerto Rico, el Partido Popular Democrático, que defiende el estatus colonial en la isla, y el Partido Independentista Puertorriqueño, que aboga por la independencia o total soberanía política del país).

Entonces, ¿por qué el gobernador parece no ver lo que para muchos es obvio? Voy a explicar usando unos cuantos ejemplos. Hay muchos más que podría usar para hacer mi punto, pero estos son los más impactantes.

  1. La deuda es un gran negocio para los inversionistas
  2. Nadie ama más a Puerto Rico que Monsanto
  3. Los puertorriqueños son una audiencia cautiva para todos los bienes y consumibles de los Estados Unidos
  4. Los Estados Unidos realmente no quiere que 4 millones más de hispanos, a.k.a., personas multirraciales, la mayoría de los cuales son (¡oh, no!) demócratas, tengan el derecho al voto a nivel federal.

…Como Dice el Dicho: “¡Más Pudo el Interés, que el Amor que te Tenía!”

El Más Reciente Plebiscito de Puerto Rico

Puerto Rico está endeudado hasta el cuello. La cifra ronda los $68,000 millones de dólares. Para entender cómo Puerto Rico se metió en esta deuda y lo que propongo para solucionar este problema, he aquí algo que escribí el año pasado.

Si alguna vez has estado en deuda, sabes que harías cualquier cosa para salir de ella, ¿no? Hagamos algo claro: el más reciente plebiscito de Puerto Rico no se trata de hacer lo correcto para el país. Se trata de permitir que la isla pueda deshacerse de su enorme deuda. Como colonia, no tenemos manera de librarnos de esta obligación. La opción para la bancarrota nos fue quitada en 1979 cuando el Senador de Arizona, Dennis DeConcini, presentó el proyecto S.658, la Ley de Enmiendas Técnicas de Bancarrota que “inadvertidamente” –o muy a propósito– excluyó a Puerto Rico.

Y créanme, Puerto Rico ha intentado pagar esta enorme deuda en muchas maneras. Una estrategia para crear ahorros en gastos públicos fue reducir a la mitad el presupuesto de la Universidad de Puerto Rico (nuestra principal universidad pública). Sí, a la mitad. Los estudiantes fueron los que sufrieron las consequencias de ese descabellado plan.

Entonces, ¿cómo los inversionistas cobrarán si seguimos en deuda, incapaz de declararnos en quiebra? Del mismo modo que los intereses se acumulan en la deuda de su tarjeta de crédito cuando no la pagas en su totalidad cada mes, lo mismo sucede con una deuda de $68 mil millones. Si Puerto Rico fuera capaz de hacer lo que otros estados de EEUU han hecho y se librara de su deuda, los inversionistas perderían todo ese ingreso mensual. Sin embargo, los incentivos fiscales para los titulares de fondos de cobertura siguen ofreciéndose, mientras aquellos que vivimos en la Isla cargamos esa cruz que llamamos deuda y pagamos con creces.

¿Cómo pagamos? El impuesto a las ventas y uso (IVU) subió al 11.25%, el costo de bienes y consumibles aumentó, y el salario mínimo cayó a $4.25 dólares la hora gracias al ex-presidente Barack Obama y al presidente de la Cámara, Paul Ryan.

La Razón Por La Cual Monsanto No Aceptaría los Resultados del Más Reciente Plebiscito de Puerto Rico

Monsanto ha invertido miles de millones en Puerto Rico, comprando amplios lotes de tierra para experimentar con GMOs (organismos genéticamente modificados) y su ínfamo pesticida RoundUp, el cual es altamente tóxico. No tenemos el poder de controlar cómo usan nuestras tierras, no podemos detener sus experimentos, ni podemos expulsarlos de nuestro terruño. Esa tierra se podría usar para la agricultura orgánica, pero actualmente es usada para producir frutos de cosechas mutantes que fueron rociadas con tóxicos. Y para el colmo, el crecimiento de estas plantas sintéticas en nuestro hábitat plantea riesgos para la salud de todos (humanos, el resto de la fauna, y la flora silvestre).

El USDA es otro “hermano mayor” en la isla, promoviendo el uso de su fertilizante químico, RoundUp y otros pesticidas. Monsanto tiene la reputación de intimidar a pequeños agricultores eco-orgánicos como mi esposo y yo, por lo que no vendemos nada de lo que producimos.

Una Colonia es una Audiencia Cautiva para los Alimentos de la Madre Patria y Otros Consumibles

Gracias a la Ley de la Marina Mercante de 1920, como colonia, tenemos cero control sobre los productos y consumibles que llegan a la isla. Este es el caso de todas las colonias. Tenemos que aceptar todo lo que los Estados Unidos nos envía y pagar los precios que nos imponen como parte de ese paquete. Pagamos lo mismo por alimentos no orgánicos que los estadounidenses en el continente pagan por los alimentos orgánicos, y nuestra comida orgánica (que se importa a la isla) es increíblemente cara. Se calcula que Puerto Rico importa un 96% de su comida de los Estados Unidos. Los únicos barcos que pueden atracar en los puertos de la isla son los que tienen banderas de los Estados Unidos.

Quizás con la Estatidad, en esta isla tendríamos la habilidad de hacer tratos con otros países para importar comida y otros consumibles, o he aquí una idea radical: cultivar nuestra propia comida sin la “supervisión” del USDA.

Los Más Recientes Resultados del Plebiscito de Puerto Rico Revertirían Una Relación Colonial de 100 Años de Antigüedad

Puerto Rico ha sido una colonia de los Estados Unidos desde el año 1898, cuando España perdió la Guerra Hispanoamericana y cedió el territorio como parte del Tratado de París. Y cada año nos despojan de más y más de nuestros derechos debido a que nos consideran ciudadanos de segunda clase. Las siguientes son sólo algunas de las atrocidades que Estados Unidos ha llevado a cabo contra Puerto Rico:

  • Esterilizaciones forzadas
  • Los bombardeos en Vieques
  • Infección intencional de puertorriqueños con células cancerosas
  • Los 40 años de experimentos en despoblación y eugenesia realizados con puertorriqueños
  • Las múltiples masacres durante la década de 1930 por parte de los militares de los Estados Unidos
  • La campaña de tortura de 30 años de duración
  • El rociamiento secreto de no uno sino dos químicos tóxicos para matar a los mosquitos que supuestamente causan el virus Zika (que no tocó a los mosquitos, pero mató a la mayoría de nuestras abejas)
  • El 30 de octubre de 1950, se produjeron levantamientos simultáneos en Utuado, Jayuya, San Juan, Mayagüez, Arecibo y Naranjito que fueron “neutralizados” por la Guardia Nacional y sus aviones bombarderos P-47 Thunderbolt, y resultaron en la muerte de la mayoría de los miembros de lo que fue el Partido Nacionalista. Muchas más personas fueron detenidas.

Sin embargo, horas después del plebiscito de este domingo, el gobernador Ricardo Rosselló fue citado diciendo: “A partir de hoy, el gobierno federal ya no podrá ignorar la voz de la mayoría de los ciudadanos estadounidenses en Puerto Rico. Sería altamente contradictorio que Washington exija la democracia en otras partes del mundo y no responda al derecho legítimo a la autodeterminación que se ejercía hoy en el territorio americano de Puerto Rico.”

Alguien tiene que enviar al gobernador Ricardo Rosselló una copia del meme de arriba. Y además, la autodeterminación significa ser independiente, no un estado, ni una colonia.

Entonces, ¿Qué Hará los Estados Unidos de América sobre los Resultados del Plebiscito Criollo del 11 de Junio?

A pesar de los delirios de grandeza de nuestro gobernador, es obvio que no ha estado prestando mucha atención a la historia de la relación entre su isla con los Estados Unidos, o a la trayectoria política de esta potencia (¿acaso no ve las noticias internacionales donde Trump es el protagonista?).

Sea como sea, los resultados del más reciente plebiscito de Puerto Rico pasarán ahora a ser evaluados por el Congreso de EEUU, y la probabilidad de que se le otorgue a la Isla la condición de estado es de “escasa” a “ninguna”. Dejando a un lado que no sería bueno para Home Depot, Walmart y muchas otras empresas que reciben exenciones fiscales por estar en la isla, sigue existiendo la cuestión de la lengua y el estado multirracial de los puertorriqueños.

El Más Reciente Plebiscito de Puerto Rico

Tres personas en esta foto no son puertorriqueñas. Todos menos dosen la foto son multirraciales.

¿Será Éste el Último Plebiscito Que Se Haga en Puerto Rico?

Los puertorriqueños no se verán forzados a hablar sólo inglés (se ha probado como mecanismo para asimilarnos y fracasó), ¿y por qué deberían hacerlo? Los puertorriqueños, ampliamente considerados hispanos, son en realidad negros, blancos y nativos: tienen sangre de África occidental, española y taino. ¿Los Estados Unidos realmente querrá a 4 millones de personas de más de una raza que en su gran mayoría votará demócrata? En este momento, no podemos votar en las elecciones generales. Como estado, nos darían ese derecho. Y aparte de eso, ¿no están ya los estadounidenses preocupados por el creciente número de personas racialmente ambiguas viviendo en el país?

Tal vez el Dr. Amílcar Barreto, profesor puertorriqueño de Política en la Universidad Noreste de Boston (Northeastern University in Boston), pueda decirlo mejor y más sucintamente que yo. “Esto saca lo peor del Congreso de los Estados Unidos. Para ser contundente, saca a la luz el lado racista del Congreso. Admitir a la Unión una población de habla hispana, racialmente diversa, – hell no.”

Ahí tienes. El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, oficialmente sufre de delirio.

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Photo of Puerto Rico flag converted to a U.S. flag with 51 stars courtesy of Flag Runners.

——

Mi nombre es Sarah y soy una de las fundadoras de Multiracial Media. No sólo soy multirracial (negra, asiática y blanca), sino que también he vivido o pasado largos períodos de tiempo en varios países y viajando a través de los Estados Unidos. Ahora, mi marido y yo vivimos en la isla caribeña de Puerto Rico. Me veo a mí misma, en términos de identidad racial y étnica, de la misma manera que alguien que aprecia la comida, la cultura y las costumbres de todas las naciones: como ciudadana del mundo. Mi columna, Sarah’s World Beat, refleja esto.

Si quieres que escriba sobre tu cultura o país, por favor escribe o manda un mensaje por Facebook o email y sugiere un tema.

My name is Sarah and I am one of the founders of Multiracial Media. Not only am I multiracial (Black, Asian and White), but I’ve also lived in or spent long periods of time in several countries, throughout the United States and now my husband and I live on the Caribbean island of Puerto Rico. I see myself both in terms of my racial and ethnic identity as well as someone who appreciates the food, culture and customs of all nations—like a citizen of the world. Sarah’s World Beat column reflects this.

If you would like me to write about your culture or country, please drop me a line and suggest a topic.

Share...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+

Written by:

Published on: June 14, 2017

Filed Under: Sarah's World Beat, Voices of the Community

Views: 2339

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *